logo

La materialidad de los cuidados y las políticas culturales. Relato sobre las jornada: Culturas/cuidados/comunidades.

photo6012318503861858027

Elementos de debate y tensiones de las políticas de los cuidados.

El pasado 9 de noviembre tuvieron lugar las jornadas “Culturas/cuidados/comunidades” dentro del proceso de cierre de Interfícies del primer año de trabajo desde el septiembre 2017. Estas jorandas estuvieron albergadas en La Bonne Maison, bajo la coproducción de Ciutat Oberta, Biennal de Pensament del Ayuntamiento de Barcelona

En la primera parte se desarrollaron varias presentaciones cortas de 4 experiencias de trabajo con cultura comunitaria, donde se puso la mirada sobre el tema de los cuidados de una manera muy amplia. En la primera presentación, Teleduca nos explico los principios motores del proceso de Roquetas Barrios saludable, y el trabajo de recopilación de activos comunitarios en salud. Se destacá el trabajo participativo y de mapeo de activos como elementos de políticas de cuidado comunitario, y el proceso de articular y generar todo desde la comisión de salud del Barrio. Así mismo se destacó el trabajo de adaptación a cada contexto, de tal forma que en muchas ocasiones el trabajo se hizo con mucho “mimo” de cara a las metodologías y espacios que eran activos: se salio a caminar, bailar, tener encuentros informales, etc..siempre adaptándose a las metodologías, horarios y ritmos de cada espacio. Otro aspecto importante fue desarrollar las rutas de salud del barrio, con el blog y el mapa, que generan otra cartografía social diferente de los espacios de cuidados y salud comunitaria del barrio.

Por su parte Territorios oblidats explicaron el proceso de “Territorios que curan”, partiendo del trabajo con remedios caseros , naturales , y los contextos desde donde surgen. En estos contextos se quiso destacar la circulación de saberes, y las constelaciones de conocimientos que crean en el Raval estos saberes populares. Esta pregunta se tradujo a la idea de mi botiquín mis plantas/ mi territorio, y cómo se relaciona con el barrio del Raval, un espacio con tradición de Herbolarios que no desaparecen. Las continuidad de estos activos en salud y los trabajos con remedios y saberes locales, bien puede esbozarse como elementos de territorios que curan, que se cuidan y no se someten solo a los designios del turismo o la gentrificación. Además el trabajo de retornos diversos y su articulación en el Ravals de este año, supone un trabajo de articulación con otras entidades, que requiere ser cuidadosas con los tiempos y los ritmos en que cada grupo, entidad o persona se puede incorporar a un proceso. Finalmente se presentó el póster del proceso, como un recurso visual que recoge la investigación y trabajo comunitario desarrollado.

poster portada web

La Xarxa de Cures, fue presentada por Marta Vergonyós, como parte del proceso de investigación d esta red y de la misma Bonne. En este proceso fue coordinado por Arti Part, y dió pie al espectáculo “Rebomboris”. En el desarrollo del trabajo se destacaron algunos elementos de trabajo que son importantes tener en cuenta: primero los cuidados (les cures) solo pueden ser situados para poder hablar de ellos y de quien los sustenta y cómo. Si los cuidados no son situados se desactivan como potencialidad política , hablar en abstracto de los cuidados los superficializa. En el proceso esto supuso poder en entre dicho quien cuida de las criaturas y familias del grupo de Sindillar de la Bone y de la Belleza del teatro l’Antic. De este modo marta señalo que no existen casillas en presupuestos para las cuidadoras o acompañantes de niñxs u otras personas con interdependencias. También se destacó la dificultad de trabajar en procesos con cuidadoras y la apuesta por la inteseccionalidad, con sus riesgos y dificultades, así como la presión por productos cerrados o espectáculos que desvirtúan el trabajo o generan poco cuidado con los tiempos.

Finalmente tomo la palabra Fran de la comunidad de trabajo de Autofabricantes de Medialab-Prado, quien explicó el trabajo desarrollado entre cultura libre como recurso común, la cultura maker, abierta, educación expandida y el trabajo de democratización y emponderamiento. La presentación se centró en el proceso de trabajo desde la idea de atención directa y sostenida con niñxs con diversidad funcional, de nacimiento, como el proyecto SuperGiz . Esta iniciativa desarrolla prótesis a partir de prototipos, que son modificables y replicables en otros contextos partiendo del dialogo tu a tu con las criaturas. En este trabajo se desatacó la continua atención, espacios de relación casi de uno a uno, la construcción de la confianza mutua, y la escucha necesaria para poder generar prototipos de implantes que cubran las necesidades de las personas con las que se trabaja. En la nueva fase de trabajo se explicó como auto-fabricantes se articulará en experimenta distrito en relación a un Cap y en relación con nuevos equipos de mediadoras.

Autofabricantes from Medialab-Prado on Vimeo.

En la segunda parte de la actividad, decidimos con el grupo de 25 personas , que era mejor trabajar en un plenario tranquilamente, que no dividirnos por talleres. En este espacio salieron algunos temas derivados de la jornada . Os dejamos algunos de los puntos que se discutieron:

– El problema de la participación ciudadana con la importancia de los cuidados y el riesgo de estandarizarlos. Se hablo del riesgo de que esté de moda hablar de cuidados (como participación o inteseccionalidad), o sean palabras vaciás sin situaciones concretas, son situados o no son cuidados. Pese a ello, se remarcó que es mejor que estén en la agenda política ya que es un síntoma importante. El problema es que hablar de los cuidados sin hablar de feminismos es un oxímoron, ya que es necesario pensar que siempre hay mujeres detrás de estos cuidados

– Respecto a la investigación y los cuidados, se destacaron varios aspectos: repensar las metodologías que cuidan de verdad, diseños amables y éticos con los sujetos investigados como actores que hay que cuidar y con voz y agencia propia; qué espistemologías son validas, es decir qué conocimientos situados y participados generamos. En este debate, también se hablo del retorno y los modos de circulación de las investigaciones como otro aspecto a “cuidar” .

– En torno a este reflexión también se abrió el debate sobre usar y recocer las aportaciones de las mujeres en la ciencia, y los marcos de la investigación feminista, como ajuares donde plantear estos retos. En este sentido se habló de cómo situar las políticas de cuidados rompen enfoques epistemológicos, de lo androcéntrico como lo único valido , universal y verdadero, que ha dejado fuera a otras perspectivas, como la feminista. Esto supone repensar las aportaciones de las mujeres en la salud, en la economía, en la historia, en la cultura, en la sociología etc..

– Otro aspecto que se discutió fue la idea de los cuidados en tensión, es decir enmarcar la discusión de este tipo de relaciones en torno a las diversas violencias de la sociedad patriarcal y el capitalismo(neoliberalismo actual. En este marco también algunas compañeras abogaron por un activismo mas humano, que permita poner la vida en el centro y las vulnerabilidades, u despojarse de culpas cristianas o capitalistas del productivismo de algunos movimientos sociales, o incluso instituciones. ¿Quienes son las caras visibles, que desgastes tienen los procesos en nuestros cuerpos, en nuestras personas cercanas, en nuestras interdependencias?.

– Otro aspecto importante fue el relato de estos cuidados: hablar de cuidados supone la primera persona, la experiencia concreta, el yo vulnerable, y muchas veces no se permite o está estigmatizado. En nuestro día a día los cuidados suponen una relación cercana a las personas, a los cuerpos, cuando alguien pregunta ¿ Qué tal estas? Podemos sostener esta pregunta.

– Bajo estas reflexiones, también discutimos sobre el cruce del los cuidados con las prácticas culturales. Es necesario entender cómo se generan espacios de cuidados cercanos y muy micros, intangibles, que son experimentales y diferentes en las praćticas culturales. Se discutió, por ejemplo, cómo un obra de teatro comunitario puede ser política no por la temática o el contexto, sino además por los cuidados y relaciones que se sostiene con las personas de forma cualitativa. Como matiene un grupo, lo vincula, lo relaciona, y le cuida y hace que se cuiden las personas entre ellas.

– En definitiva cuidar y ser cuidado, como acto, es anti-neoliberal y anti-patriarcal. Una dimensión social que al sistema actual de explotación de la vida no le interesa. Un elemento que en el fondo supone un vuelco muy grande también en los sistemas de gestión de las políticas pública. Tal como dijo una compañera ,explicando la experiencia de la caravana desde Asturias por las manifestaciones antiaborto , necesitamos más “políticas de los achuchones”  (Frase de Carmen Diaz Bermejo de Madres contra la droga . Fuente Irene Mou)

Achucones