logo

Cierres de procesos y planificación de retornos finales de los barrios. Mapas, rutas, encuentros de tes y eventos comunitarios.

El proyecto de la plataforma de Interfícies ha cerrado la fase 1 y 2 de trabajo en este mes de julio. En vistas del trabajo que se desarrollará en los dos barrios de septiembre a octubre, os relatamos los itinerarios de este primer año y destacamos algunos aprendizajes y puntos claves del trabajo que hemos comentado y dialogado con las redes de los comentarios

interficies post final berenar saludable

Proceso Raval: Mapa de los territorios que curan.

En el Raval el trabajo de Interfícies se desarrollará a partir del trabajo con un mapa a modo de infografía que represente todo el proceso de investigación, y al tiempo sea un artefacto pedagógico sobre remedios naturales y territorios que generan auto-cuidados.

El mapa contará con diversas capas y narrativas: recetario de los remedios significativos recopilados, con memorias y personas que los han trasmitido, un botiquín armario de hierbas, una capa sobre los herbolarios en el Raval como territorios de curas y comunidades, así como una sección dedicada a Sant Ponç. El mapa al ser desplegable, contará con un infograma de cuerpo territorio del Raval con los saberes y remedio adquiridos que conjugue el auto-cuidado, los remedios naturales y las economías comunitarias. Todo este trabajo se verá culminado con una mañana de tes dentro del festival comunitario de Raval(s) donde se invitará a diversas personas a compartir sus saberes, a presentar el póster y a cruzar de nuevo remedios y memorias.

Proceso Roquetas: caminos de salud y activos comunitarios invisibles

En Roquetas, se generará un grupo motor de personas implicadas de las 36 entidades que se ha activado en las fases previas del proceso para continuar el trabajo. Después de una reunión con la subcomisión del Plan comunitario donde se ha optado por generar un primer camino de salud (como los caminos escolares), se ha planificado teniendo en cuenta estos elementos:

– Trabajar un grupo plural, inclusivo , con metodologías diversas que nos ayuden a detectar los activos mas significativos, y poder con ellos pensar la temática de un posible ruta o camino de salud.

– Generar pegatinas que marquen estas rutas, y pensar el diseño y su representación simbólica con el grupo. Estas pegatinas podrían enlazar directamente a un google maps donde estén los activos recopilados ( por ahora son 30) para compartir y activar en el futuro.

-Activar un día la ruta, seguramente sobre finales de octubre aprovechando algún evento comunitario del plan Comunitario, donde visitaremos algunos activos, intercambiaremos saberes y inauguraremos las ruta con las pegatinas.

Puntos calves de los procesos desde la mirada comunitaria

De las reuniones con las redes de los territorios, destacamos estos vectores de trabajo comunitarios que hemos rescatado de las reuniones finales de esta etapa de trabajo:

1.Importancia de la sostenibilidad comunitaria de los procesos a largo plazo, sobre todo el tercer año con el objetivo de que emerjan grupos que activen los trabajos de forma autónoma, y tanto los meo métodos, como las formas de acción se lleven por equipos y personas de los contextos

2 .Adaptación mediante pluralidad de metodologías:
los procesos al ser muy diversas han generado diversidad de acciones, muy localizadas y situadas, hecho que ha permitido poder trabajar de forma orgánica con los grupos y ensayar diversas metodologías

3. Amplia variedad de grupos implicados y generación de grupos motores: El trabajo de contexto ha sido muy disperso en muchas ocasiones, ya que mas que contar con un grupo motor o una entidad con las que generar un partenariado, se han desarrollado numerosos encuentros/ acciones con entidades. De cara al ño que viene se sopesará poder crear grupos motores de 2 o 3 entidades, y otras formas de implicarse y participar en los procesos

4. Implicación en los retornos y eventos públicos: Se valora positivamente al activación de espacios a partir de los encuentros comunitarios y los primeros retornos como lugares mixtos, de mezcla de personas, saberes, actores y perfiles, así como de relaciones como equipamientos o comunidades no tan significativos en los barrios.

5. Gran implicación de los profesionales comunitarios
: en los contextos, la mayoría de los equipos (acompañantes, educadoras, trabajadoras comunitarias) ha estado muy activadas y han tenido una gran implicación en los procesos de acciones y talleres,

6. Grupos invisibles e informales con los que experimentar
: finalmente en los dos contextos se han trabajado con grupos que normalmente no son beneficiarios de acciones culturales o no se piensa en ellos en términos de cultura comunitaria: grupos pequeños de mujeres mayores, grupos de crianza, personas mayores de centros para mayores, etc.. Ha sido interesante poder generar diálogos y trabajo en estos marcos con metodologías experimentales, o que se han adaptado a sus formatos, dándose híbridos de talleres de cultura comunitaria y salud, o cultura popular y experimental, hecho que ha proporcionado la posibilidad de insertar metodologías artísticas contemporáneas en ecosistemas comunitarios sin que sea un factor agresivo o externo.