logo

Indigestó activa el ciclo Sonoritats sobres políticas musicales, comunidad y contra-culturas

Durante este junio , julio y agosto se contó con la exposición y residencia de Fermin Mugurutza con su proyecto Black is Beltza. Desde interficies hemos propuesto a Indigestió generan una serie de activaciones a modo de debates y otros recursos que planteen cuestiones que vinculen esta exposición y otros programas con las políticas musicales, cuestiones sobre la ciudad y el sonido/ruido , como activos que producen, desplazan , relaciones y generan otras formas de hacer comunidad. Estos espacios de encuentro y reflexión queremos que tengan continuidad a lo largo del último trimestre del año también.

Indigestió es “una organización profesional, y no lucrativa, creada en 1995, que trabaja, desde Barcelona, para promover la cultura musical, desde la perspectiva del ciudadano. A diferencia de otras organizaciones nuestro eje principal no es la promoción de los artistas o el negocio musical, sino la profundización en las relaciones entre la sociedad y los artistas, yendo un poco más allá de los tópicos y estereotipos a los que nos acostumbra el mercado . “. Nos interesa poder aplicar sobre metodologías de trabajo con la radio, las mesas y sus vectores de trabajo sobre políticas culturales, música y ciudadanía en relación a un centro de de arte interdisciplinar como el Santa Mónica.
En el marco de esta colaboración destacaremos dos momentos de activaciones:

Un primer momento se planteará un programa de Ràdio Nativa con Fermín Mugurutza que ilustre musicalmente, con explicaciones y paisajes musicales la exposición. La idea es genera un recurso pedagógico que ayude a interpretar y escuchar la exposición desde otra mirada. Además se planteará una mesa redonda sobre la dimensión política en la música catalana del presente. Además este proceso se acompañara de una documentación gráfica a modo de ilustraciones que sirvan también para traducir al momento actual muchas de las preguntas y narrativas que emergen de la expolición y la obra gráfica de Black is Beltza.

Otro momento se desarrollará mediante otra mesa redonda titutada “Soroll, música i ciutat», que estará vinculada a la exposición BCN Violències a la ciutat, del 18 de Octubre al 8 de Enero. Este espacio pretenderá reflexionar sobre la dimesión comunal, política y físico del sonido como espacio de disidencia, de conjunción de cuerpos bailando, o como espacio de disenso y confrontación cuando no da lugar a la convivencia o rebasa los límites de lo tolerable/intolerable para algunas comunidades.

Nuestras preguntas de trabajo son:

¿Que dimensión política juega la música y el sonido en nuestros días y cómo genera o no lugares de comunidad o de desacuerdo?

¿ Podemos pensar en la mediación cultural desde los espacios de la musica, el sonido y las prácticas de escucha o el papel del público?

¿ Qué supone investigar musicalmente la política y la ciudad?