logo

Incertezas, zumos, aprendizajes, e informalidades interfiriendo. Sesión de cierre con estudiantes, jueves 28 de junio.

Después de los 4 últimos meses intensivos de Interfícies, en cuanto a talleres, acciones, procesos, reuniones y el trabajo de los equipos de estudiantes, el jueves realizamos una pequeña reunión informal para cerrar procesos con algunas de las creadoras y la coordinación de Interfícies.  Armadas con un te o zumito, conversamos básicamente de los potenciales y dificultades de los procesos, de sus posiciones y de cómo se situaron, desplazaron o desaprendieron en este semestre. Mientras, afuera del bar cayó una tromba de agua que refrescó toda la ciudad. La conversación fue informal y distendida, como mucha de las reuniones de estos últimos meses. Os ofrecemos los puntos claves de lo que charlamos.

– Sobre tiempos y escalas: planificación descentralizada

En primer lugar muchas de las primeras impresiones de este grupo fue la escala y el trabajo descentralizado del proceso de trabajo. Al principio al grupo  le costó centrarse o entender claramente todas las líneas de acción. Este hecho costo al grupo en el sentido de situarse en procesos de gestión y aprendizajes no lineales. La organización no centralizada del trabajo en equipos y el rescalar y situar el proceso de trabajo y aprendizaje en las redes del barrio fue un elemento de aprendizajes complejo, que conllevó tener que situar el trabajo y los modos en que los grupos de estudiantes se podían adaptar según sus disponibilidades.

– Sobre incertezas y experimentaciones: trabajos invisibles

Otro punto de aprendizaje complejo fue gestionar la incerteza y la experimentación orgánica de los procesos. El ir tejiendo los procesos les situaba en tiempos comunitarios donde no siempre la planificación se cumplía y requerían de mucha adaptación y cuidado de los ritmos. Se reconocía en este sentido el trabajo invisible de relaciones y generación de espacios de confianza, tanto con las creadoras como con los grupos.

En este sentido, otros aspecto fue la relación con los aprendizajes experimentales, como lugares donde aplicar herramientas artísticas,hecho que descolocó al grupo al no identificar las acciones como arte, o tener expectativas de ver obras acabadas. En este sentido el viraje hacia metodologías artísticas y grupos interdisciplinares, supuso también un espacio de desplazamiento de imaginarios y de metodologías, que se consideraron útiles y diferentes.

“Costaba mucho tolerar la incerteza, que no hubiera nada cerrado al principio. Rompía las lógicas de la universidad. La vida real funciona un poco así”(Estudiante)

“Había mucho trabajo invisible que era necesario. Si trabajamos con una entidad no podemos estresarlas o que seamos muchas personas en una acción. Era necesario ser muy cuidadosas.”(Creadora)

“Al principio choca ver que no ha y fechas tan definidas, porque aprendes que hay colectivos que cancelan o posponen actividades.” (Estudiante)

– Sobre conocimientos y reconocimientos prácticos, en el terreno.

Una de los puntos fuertes mas subrayados fue el tránsito hacia la práctica, como un espacio real que no se suele tocar en la universidad, y que conlleva trabajar de tu a tu con personas, adaptarse, aprender y situarse en esta situación. Para el grupo fue una gran motivación poder implicarse con colectivos y generar procesos comunitarios.

“En la universidad estamos nutridos por todas partes de teoría, pero en la práctica somos más como niños. Aquí se va a la práctica, te conoces, aprendes a trabajar con gente y a gestionarlo” (Estudiante)”

“ La rueda de saberes me gustó muchísimo. Cuando estuvimos más en contacto con personas, o en la calle me gustó mucho” (Estudiante)

– Co-diseñar y generar condiciones mas igualitarias.

El grupo reconoció la situación de apertura y riesgo como algo difícil , pero al mismo tiempo como un espacio de oportunidad donde ellos aportaron y trabajaron con las creadoras de tu a tu, pudiendo proponer acciones o pensarlas entre todas. Esta dimensión pragmatista también fue interpretada como un reconocimiento de sus saberes y modos, ya que los grupos también vieron una relación de acompañamiento y escucha de sus saberes e intereses a la hora de trabajar o co-diseñar acciones con las creadoras .

“Me acuerdo del dia de la reunión sobre metodologías. El interés que mostraron (las creadoras) por nosotros, por los estudiantes y su actitud fue muy honesta. Se dio un reconocimiento nuestro por los demás, con ternura. Esto no se ve en la universidad.” (Estudiante)